Creo que uno de los mayores cambios que ha inyectado en nuestra vida el avance tecnológico-digital es la posibilidad de adquirir productos y servicios sin movernos de casa (o dondequiera que nos encontremos), incluso conseguir productos que no se venden en nuestro país. Ya lo sabemos, hablamos del comercio electrónico, una modalidad que nos abre un amplísimo espectro: desde conseguir en línea un par de zapatillas, o comprar materiales eléctricos (ver mas en Electrofer) en distribuidores especializados que venden online, hasta adquirir libros en tiendas ubicadas en otros continentes, por mencionar sólo algunos ejemplos entre los tantos posibles.

Resultado de imagen para tienda online

En esta entrada haremos foco en una serie de ítems que serán de utilidad para aquellos que disponen de una tienda virtual o que se encuentran en pleno desarrollo. Te contaremos cuáles son las 3 secciones que no pueden faltar en un sitio web de comercio electrónico. Y lo haremos de la mano de algunos ejemplos prácticos. Veamos.

  1. Quiénes somos o About us: Una de las secciones infaltables en una tienda virtual. Ocurre que una de las claves para que los visitantes se conviertan en clientes es la generación de confianza: para que un internauta decida compartir los datos de su tarjeta de crédito o débito debe confiar en la empresa que vende en línea. Y contar el recorrido y la actualidad de la empresa es un modo de ganar esta confianza. Es siempre bueno que el texto de esta sección esté debidamente redactado, prolijo, sin errores de ortografía. Si fuera necesario, contrata a una agencia de marketing digital o a un redactor especializado. Verás que no será un gasto sino una inversión con retorno. En este link (https://www.linio.com.ar/sp/acerca-de-nosotros) un buen ejemplo de cómo desarrollar esta sección en forma clara, atractiva visualmente, y con datos concretos.
  2. Preguntas frecuentes o FAQ: Otra de las claves, otro de los modos de generar confianza en los internautas y lograr que sean clientes, compradores. En esta sección se incluyen todas las preguntas que un comprador pudiera realizar, explicando en cada caso, con suma claridad, los aspectos que hacen a la compra, la política de devoluciones, cuánto demoran los envíos, cuáles son los medios con los que se realizan, los medios de pago, etcétera. Disponer de un FAQ en una tienda virtual es beneficioso para los clientes y también para la propia empresa, que descongestiona su centro de atención pues se evitan llamados con preguntas básicas, que se responden en esta sección sin dudas infaltable. En este enlace (https://ar.miscota.com/corp/ayuda) podemos ver el caso aplicado en una tienda online de productos para mascotas.
  3. El listado de precios: Es de suma importancia que el catálogo de productos online cuente con cada uno de los detalles, incluyendo imágenes en buena resolución, y toda la información que el usuario podría necesitar. Es sabido que una de las falencias, acaso la mayor, del comercio electrónico es la impersonalidad. O sea, la imposibilidad de tocar y ver los productos antes de comprarlos. El mejor modo de remediar esta carencia es ofrecer la mayor cantidad de información posible, aunque sin abrumar. En este enlace de una tienda que vende materiales eléctricos y de iluminación (https://www.electrofer.com.ar/precios-materiales-electricos/) encontramos una buena forma de llevar a los visitantes hacia un listado de precios, otra sección que no debería faltar en una tienda en línea, y en este caso aprovechando además para contar más sobre la empresa.