Los centros estéticos, cosméticos o spa, son lugares que han sabido ganarse el respeto y concurrencia de personas de todas las edades, ya sean hombres o mujeres, con diferentes inquietudes y con gustos muy dispares. El secreto es brindar un servicio profesional y especializado para cada cliente.

Para que la clientela esté cautiva, todo centro de estética tiene que estar a la altura de sus requerimientos y solicitudes, incluso antes de que lo hayan expresado. El mantenerse innovadores en el equipamiento y tecnología ofrecida está en lo alto de la lista junto a una atención profesional.

Muchos emprendimientos del rubro spa y centros estéticos gastan fortunas para amueblar y decorar estancias que se parezcan a las de las revistas y aunque una ambientación adecuada es importante, más trascendental es que los servicios promocionados en cada difusión sean de la calidad expresada.

Es decir, no basta con tener un anuncio múltiples veces compartido en internet, es esencial que lo que se esté promocionando sea tal cual lo que se ofrece una vez que el cliente llega a su centro de estética.

Expertos en la técnica

Como lo explican desde Cimec, no solo se debe considerar la inversión de comprar una aparatología nueva para dar respuesta a los tratamientos solicitados por los usuarios, también es importante considerar que la persona que manipule la nueva tecnología reciba la formación adecuada para tal fin.

Muchas compañías fabricantes de estos aparatos consideran la oportunidad de ofrecer cursos de capacitación para los diferentes centros interesados en la compra de estas nuevas tecnologías y así garantizan una correcta manipulación de los instrumentos, la conformidad de los usuarios y un rentable acuerdo con los diferentes centros cosméticos y de estética con la firma.

Aparatología propia o prueba piloto

En los tiempos que corren, las diferentes posibilidades de financiar estas inversiones no alcanzan para terminar de convencer a los spa o centros estéticos a desembolsar grandes recursos en nuevas tecnologías; una nueva modalidad para convencerlos es a través de la opción de alquiler de los equipos por un determinado tiempo, para poder evaluar la experiencia en primera persona.

Esta oportunidad es crucial para que el cliente pueda probar la tecnología en todas las posibilidades que representa y medir la respuesta del público antes de tomar la decisión de comprar algo que es muy costoso, en especial cuando se trata de servicios de última generación, como la ultracavitación o la microdermoabrasión. Haciendo clic aquí podrás conocer un poco más al detalle acerca de estas técnicas.

Se debe tener cuidado, al momento de invertir, en no caer en esporádicas tendencias del momento sin sustento y que no se mantienen en el tiempo. Si bien, ser innovador es algo que los clientes valoran muchísimo, algunas terapias y tratamientos experimentales suelen ser rápidamente dejados de lado por no presentar los resultados esperados, luego de determinadas pruebas.

Siempre debe esperar a que las nuevas tecnologías estén aprobadas y homologadas por los entes correspondientes, para no darse con un revés en una alta inversión que le costará más de un dolor de cabeza y una pérdida de dinero.

Lo importante es respetar normativas y actuar integra y profesionalmente, buscando la excelencia en cada atención realizada.