A la hora de diseñar y poner en marcha una tienda virtual a menudo se desatiende un aspecto fundamental: los productos que allí se comercializarán, en especial si estos productos son fabricados por el propietario de la tienda. Hace algún tiempo tuvimos la ocasión de asesorar a la gente de Hierro Estilo, empresa dedicada a la fabricación de muebles de jardín de aluminio. De esa experiencia compartimos algunos datos que nos parecen esenciales en función de lograr una mejor tienda online.

En primer lugar, el foco de atención debe estar dirigido hacia algo más que el producto, precisamente por ser productos que han sido diseñados, fabricados y distribuidos por la propia empresa. En este caso, el eje de la cuestión pasa por manifestar un rasgo que el público a menudo aprecia por encima de otros: la exclusividad. Después de todo, un producto es la suma de muchas cosas, y la más importante de todas es su carácter único.

 

Esto significa que una tienda virtual necesariamente debe enfocarse en el producto de manera integral, aprovechando los rasgos más destacados y, en caso de ser así, evitar aquellos que puedan generar en el cliente la sensación de estar frente a un diseño genérico, es decir, que también puede encontrarse en cualquier otra parte. Esto se realiza de diversas formas, y una de ellas es añadir contenido capaz de detallar las características del producto para que el cliente conozca desde el inicio que está frente a un diseño exclusivo.

Tal como podemos observar con mayor detalle en el ejemplo que citamos anteriormente:  https://www.hierroestilo.com.ar/muebles-aluminio/, esta empresa diseña y fabrica sus propios muebles de aluminio para jardín. En este sentido, nuestra propuesta consistía básicamente en darle un mayor énfasis a esas características para que la tienda virtual pueda ser realmente un reflejo de la filosofía de trabajo de la empresa.

Claro que no siempre es posible aplicar estos principios, en particular cuando hablamos de tiendas virtuales cuyos productos no son del todo exclusivos, o al menos sus diseños no lo son. No obstante, en estos casos es deseable que el contenido que rodea a los productos tenga como objetivo primario describir de forma concreta y directa sus cualidades principales. El usuario, después de todo, aprecia que se le brinde toda la información correspondiente para tomar una decisión de compra informada.

Pero aquí hablamos de tiendas con productos exclusivos, y éstos siempre tienen un valor agregado para el público. En definitiva, si uno tiene pensado invertir dinero en un producto, siempre es preferible que este tenga características únicas. En este contexto, su tienda virtual debe insistir en este rasgo y poner a disposición del usuario algo más que información técnica, sin dudas, algo que también es importante, como podrían serlo sus métodos de diseño y fabricación.

Para evaluar este tipo de acciones es imprescindible realizar un profundo trabajo previo, el cual nos permitirá sacar conclusiones mucho más concretas respecto de los rasgos más destacados de los productos que comercialice la tienda virtual. A partir de allí el camino es mucho menos complicado de lo que parece.